TERAPIA NEURAL

tn1«El Sistema Nervioso es el instrumento más completo para relacionar las partes del organismo entre sí, al mismo tiempo que relaciona todo el organismo con las incontables influencias externas»   Paulov.

El Sistema Nervioso es una red formada por células llamadas neuronas. Esta compleja red recoge y procesa la información que llega al organismo desde el exterior y desde el interior. Su función principal es manejar esa información, gestionarla y en base a ello coordinar a todos los tejidos y órganos del cuerpo de forma que la interacción con el medio ambiente externo e interno sea la adecuada.

Funcionalmente el Sistema Nervioso ha sido  clasificado según dos aspectos del mismo:

Sistema Nervioso VOLUNTARIO, formado por neuronas que se encargan de las actividades que podemos controlar conscientemente con nuestra voluntad como por ejemplo el movimiento de los músculos de los brazos o de las piernas.

Sistema Nervioso AUTÓNOMO o VEGETATIVO, compuesto por neuronas que regulan las funciones que nos resultan involuntarias o inconscientes como el movimiento de los músculos intestinales, del corazón o de los vasos sanguíneos.

A pesar de esta división académica, el Sistema Nervioso es uno, un conjunto de neuronas interconectadas y estrechamente relacionadas no sólo entre sí,  sino también con el Sistema Endocrino (productor de las hormonas) y con el resto de células del cuerpo sin excepción.

Hace años se consideraba al Sistema Nervioso como el centro funcional, «el jefe» del organismo. Actualmente se habla del eje PSICONEUROENDOCRINOINMUNOLÓGICO como el pilar que rige las funciones y la relación del organismo humano consigo mismo y con el exterior. Esto viene a decir que todo está interconectado y que un estímulo dañino en alguna parte de ese eje puede repercutir en las demás. Un trauma emocional puede acarrear graves problemas endocrinos, un problema neurológico puede ocasionar alteraciones psicológicas, deficiencias inmunológicas pueden perpetuar ciertos tipos de dolor (neurológico)…

De igual modo puede recorrerse el camino inverso. Estímulos benéficos sobre una parte del eje puede conducir a la solución de problemas en otra de las partes y regular así el funcionamiento global. Una regulación hormonal puede acabar con trastornos psico-emocionales, una buena psicoterapia puede ayudar en dolores crónicos, una actuación sobre el Sistema Nervioso puede actuar a nivel endocrino e inmunológico. Concretamente esta última es la forma de actuación de la Terapia Neural.

Muchos son los problemas y situaciones que resultan conflictivas para las personas en su vida cotidiana, creando tensiones que en muchos casos pasan a un nivel nervioso inconsciente por ser esta estrategia más fácil que procesarlas conscientemente. El Sistema Nervioso Vegetativo se convierte en el reservorio de estas tensiones, «porque es más fácil esconder la suciedad debajo de la alfombra», es decir, en el inconsciente.  Puede llegar un momento en el que ese Sistema se vea sobrecargado y ocasione síntomas diversos, enfermedades diversas. Contracturas y dolores musculares mantenidos, crisis de ansiedad que afloran cuando la persona menos lo espera, distonías neurovegetativas  del tipo de palpitaciones o espasmos digestivos, todos ellos pueden ser la expresión de un Sistema Nervioso Vegetativo sobrecargado.  La Terapia Neural, con una sencilla técnica,  localiza los puntos de sobrecarga y actúa sobre ellos desbloqueando de esta forma la red nerviosa que forma parte de ese eje fundamental psicoNEUROendocrinoinmunológico y contribuyendo de este modo a un óptimo funcionamiento global.

Enlaces de interés para más información: aquí

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail