CRANEOPUNTURA

 

L

craneopuntura es uno de los microsistemas de acupuntura más estudiados en China. Sin embargo, es uno de los menos difundidos en los países occidentales.

La craneopuntura es muy eficaz en el manejo de una gran variedad de problemas y en particular, en las patologías del sistema nervioso. En no pocos  de estos casos, la medicina ortodoxa ofrece pocas alternativas. Esta técnica es particularmente efectiva, por ejemplo, en el tratamiento de las enfermedades y accidentes vasculocerebrales (AVC).

 

Los microsistemas son métodos de tratamiento que han ido surgiendo como resultado de la búsqueda incesante por encontrar métodos más efectivos y más prácticos.

Los médicos que han desarrollado la Craneopuntura han ido creando un sistema terapéutico basado en la teoría de la Medicina tradicional china y en los conocimientos de la Medicina occidental. Es en la experiencia clínica donde se ha demostrado su utilidad y complementariedad con la Acupuntura tradicional.

A diferencia de la Acupuntura corporal, los puntos de estimulación de la Craneopuntura no están localizados siguiendo el curso de un canal energético relacionado con órganos concretos. La topografía en los puntos craneales se encuentra más en relación con las regiones de la corteza cerebral subyacente y por esta razón esta técnica se ha desarrollado paralelamente a un mayor conocimiento de la estructura y la función del sistema nervioso central.

La técnica consiste en la punción de determinadas líneas o áreas sobre el cuero cabelludo cuya activación produce determinados efectos en el cuerpo. Estas zonas se establecen con relación a las áreas de la corteza cerebral representadas sobre la piel del cráneo. Dependiendo del padecimiento a tratar, el médico selecciona una o varias líneas y elige un procedimiento de estimulación. A diferencia de otros microsistemas, la craneopuntura requiere una técnica de punción más especializada.

El Dr. Jiao Shunfa inició en 1969 el tratamiento de la hemiplejía por punción de puntos en la cabeza, después de haber realizado un posgrado en el departamento de neurocirugía del Hospital Asociado al Instituto de Medicina tradicional china de Shanxi. A partir de 1971 se dedicó a sintetizar el método y recogió sus conocimientos en dos obras de referencia que tituló “Terapéutica por acupuntura del cráneo” y “Craneopuntura”. Después de sus aportaciones han surgido eminentes terapeutas e investigadores que han creado diferentes escuelas de craneopuntura, entre ellas las del Dr. Yamamoto en Japón o la del Dr. Roberto González en México.

 

La investigación realizada sobre los mecanismos de acción y su efectividad clínica ha sido necesaria y fundamental para el desarrollo de la Craneopuntura. Uno de los primeros trabajos serios de investigación clínica fue el desarrollado por el departamento de Neurología del Instituto de Investigaciones de Medicina tradicional china en 1971-72. En este estudio se trataron  con craneopuntura 268 casos de enfermedad cerebrovascular, obteniéndose una tasa de efectividad del 90%.

 

 

 

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail