ACUPUNTURA

acp5

D

esde el origen de los tiempos el hombre ha intentado superar la enfermedad y el dolor con medios diversos. Uno de ellos es la Medicina Tradicional China, todo un cuerpo doctrinal amplio y complejo que incluye diversas especialidades de tratamiento como la Acupuntura, Moxibustión, Fitoterapia con plantas medicinales chinas, masaje Tuina y el uso de Ventosas.

Aunque la Medicina Tradicional China surgió hace miles de años, puede diagnosticar y tratar con éxito problemas de salud en los tiempos actuales, generados por un estilo de vida que está a años luz de la sociedad en que se originó.

Para los occidentales que han tenido contacto con la Medicina Tradicional China, uno de los grandes atractivos es que parece dirigirse a la totalidad de la persona, al integrar cuerpo, mente y espíritu. Tal es su conocimiento de la salud y de la enfermedad humana. Este es el motivo por el que muchos profesionales de la salud que han optado por lo que se conoce como Medicina Integral, han incluido esta modalidad de tratamiento entre las técnicas que aplican.

«El mayor error en el tratamiento de las enfermedades es que hay médicos para el cuerpo y médicos para el  alma, aunque ambos no pueden separarse«. Platón.

 

Técnicamente, la Acupuntura se basa en la inserción de agujas muy finas en ciertos puntos del cuerpo llamados puntos acupunturales, también conocidos en algunas escuelas como “resonadores”. El ser humano es un ser físico y también energético, al igual que todo ser material. Al igual que la corriente nerviosa o la circulación de la sangre, la energía circula a lo largo del cuerpo a través de canales o meridianos. La inserción de agujas en «puntos estratégicos» promueve la circulación energética, desbloqueándola y reequilibrándola. Todo ello tiene a su vez el efecto de mejorar funciones vitales como la circulación sanguínea y las funciones de los sistemas nervioso, hormonal e inmunológico.

En los países occidentales como el nuestro se han realizado investigaciones para aclarar el posible mecanismo de acción de la Acupuntura. Según algunos de estos estudios la inserción de agujas en ciertos puntos provoca la estimulación de los nervios y con ello efectos a distancia, fenómeno conocido con el nombre de “neuromodulación”.

Según la teoría clásica y milenaria de la Medicina Tradicional China, el ser humano es un compuesto de Materia –yin-, Energía -yang-, Mente y Espíritu que cuando enferma debe ser reequilibrado en la faceta que se haya alterado. Se trata de una Medicina Integral, holística,  porque considera al ser humano en su totalidad.

El diagnóstico en la Medicina Tradicional China se basa en la clínica (el cuadro de signos y síntomas que presente el paciente), el estudio del pulso y la observación de la lengua. Para un médico occidental este diagnóstico suele ser complementario al que se efectúa según la medicina ortodoxa.

La Acupuntura puede ser empleada como terapia única o como complemento a otras técnicas de tratamiento según la patología a tratar. Es habitual que cuando se experimentan sus beneficios sea una técnica reconocida y apreciada por los pacientes.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail